Artículo en "La Gaceta de los Negocios" del 21-Nov-2002

(ver scan)


Los españoles no gastan más
porque la innovación es escasa



Un estudio revela que el consumo aumentaría si se hallasen mejores productos

Madrid. Los consumidores no compran o no compran más porque están convencidos de que, en pocas ocasiones, las compañias les han dado una razón convincente para hacerlo. No obstante, un estudio de Accenture revela que los consumidores están dispuestos a gastar más en productos y servicios, pero solo en los que son innovadores y ofrecen opciones de valor para ellos.

Los españoles - por delante de alemanes, norteamericanos, franceses e ingleses - son los que más gastarían si encontrasen mejores productos o servicios. Todo ello, a pesar de los informes de los diferentes gobiernos que indican que los consumidores de EEUU y Europa han recortado sus gastos debido al debilitamiento de la economía.



Demanda latente

Los resultados de la investigación indican que los consumidores, por lo general, no se oponen a gastar dinero, incluso en una coyuntura de incertidumbre económica. Por el contrario, existe una demanda latente por parte del consumidor en todos los segmentos económicos y geográficos y una fuerte preferencia de la calidad por encima del precio y el deseo de acceder a una gama más amplia entre la que poder escoger nuevos productos.

Según el informe, titulado La actitud del consumidor frente a la innovación, los servicios por los que los consumidores están dispuestos a gastar más dinero son los relativos a automóviles, bienes de consumo, electrónica, electrodomésticos y ocio, pero solo y cuándo estos productos ofrecieran funciones de mayor valor agregado, como por ejemplo, la mejora de su salud física y bienestar o la estimulación intelectual.



Beneficios prácticos

"Los consumidores no compran más porque no encuentran servicios innovadores" asegura Gil Gidron, socio responsable del grupo de Estrategia de Accenture. "La carrera para ganar en precios ha dejado a los consumidores indiferentes, mientras siguen esperando innovaciones que proporcionen beneficios prácticos", seña]a. Aunque los 3.500 encuestados todos indicaron que les gustaría ver mas innovación, el 75% de ellos espera una escasa innovación.

Los españoles criticaron especialmente la falta de innovación en el sector de la vivienda, el mobiliario doméstico y los productos farmacéuticos, mientras valoran los avances en el campo del ocio y la banca.
Los resultados del estudio indican también que las recientes estrategias centradas exclusivamente en precios, fijando objetivos de ventas masivas a expensas de los márgenes, cada vez resultan más ineficaces.

El estudio de Accenture indica que, para asegurar la estabilidad, las compañias deben invertir en estudios de mercado y productos innovadores que proporcionen beneficios tangibles a sus clientes y los impulse a gastar el dinero que tanto les costó ganar. (La Gaceta)

(ver scan)



arriba